INFORME ECONOMICO - FINANCIERO DEL CONTEXTO


Julio de 2012

Llegando a la mitad de año y recordando que la Administración actual está en el 1º semestre de su segundo mandato (y aún quedan más de tres años de gestión), son varios los problemas que han asomado y, sin ningún tipo de duda, la actualidad marca que las cuestiones políticas quedan supeditadas a las decisiones económicas. Ejemplos sobran y se detallan: 1) Restricciones a las importaciones, en la necesidad de “engordar” el saldo positivo de la balanza comercial. 2) Restricciones a la compra de dólares por parte de particulares y empresas, acusando la necesidad del Estado Nacional de hacerse de “billetes” en el afán y convencimiento de pagar los compromisos de deuda y las importaciones crecientes de Energía. Vale aclarar que la salida de depósitos en dólares de los bancos, debido a la falta de confianza que han provocado las últimas medidas, han diluido el resultado de las restricciones mencionadas. Los dólares que se ahorraron por un lado se fueron por el otro. 3) Caída de actividad en rubros que han “fogoneado” el nivel de actividad económica en los últimos años. La caída en la construcción es fuerte y se espera con ansiedad la implementación del Megaplan Hipotecario anunciado hace pocos días por el Gobierno Nacional para tratar de dar una bocanada de aire nuevo a la actividad. Tampoco ayudan los índices de la industria automotriz, para junio y los meses por venir se esperan caídas en relación a los mismos meses del año anterior. 4) Conflictos políticos con otros sectores por cuestiones económicas (o sencillamente, por plata). La puja con la C.G.T. de Moyano, que hábilmente llevo la disputa (se le cuestionan los métodos de protesta) a la actualización de los mínimos no imponibles en el Impuesto a las Ganancias y a las Asignaciones Familiares. Realmente, en este punto cuesta sostener el “relato oficial” y hablar de “altos ingresos” cuando personas que ganan $ 6.000 brutos mensuales, Jubilados y Docentes pagan el Impuesto. Por otra parte, el pago escalonado del aguinaldo en la Provincia de Buenos Aires por el giro insuficiente de fondos por parte del Gobierno Nacional, augura conflictos futuros con los gremios locales.
Del plano externo llegan buenas noticias; a pesar de la caída en la cosecha del año pasado, la cotización de la “Super-Soja” llega a U$S 555 la tonelada y alivia en algo las arcas estatales.
En resumen, el Gobierno Nacional se va asegurando los dólares (y los pesos) para cumplir sus obligaciones, pero el costo político asumido no es menor. Todo su accionar (y la adaptación del “relato”) se ve supeditado a las necesidades económicas.
Las cotizaciones del dólar al cierre de mes en sus distintas variantes ascienden a $ 4,54 el oficial, $ 5,94 el paralelo y $ 6,50 el “dólar fuga” que se utiliza para llevar dólares al exterior.
En el plano laboral, las paritarias cerradas promedian un 24 % de aumento salarial. Acá tampoco fue efectiva la intención oficial de fijar aumentos cercanos al 20 %.
Siempre sugerimos trabajar con un valor de encaje suficiente para no pagar costos financieros innecesarios y lo enfatizamos en estos momentos donde el flujo financiero puede verse no tan fluido debido a la falta de confianza e incertidumbre que provoca la poco clara situación económica.

Claudio Cucato


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2012. SICFIE. Prohibida su publicación y/o reproducción total o parcial sin el expreso consentimiento del autor. Las informaciones y opiniones son de interpretación libre y no constituyen compromiso en las decisiones de quien las lee.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------